CALIDAD AMBIENTAL
El Consorcio Valencia Interior V3 aprueba un presupuesto de más de 21 millones de euros para la gestión de sus residuos
Los representantes del ente, que gestiona los desechos de 60 municipios de 5 comarcas, han aprobado el convenio para tratar un máximo de 40.000 toneladas procedentes del COR-V5
REDACCIÓN - 17/04/2021
La asamblea general fue telemática a causa de la Covid-19 / EPDA
La asamblea general fue telemática a causa de la Covid-19 / EPDA

El Consorcio Valencia Interior acogió este jueves la primera Junta de Gobierno y su posterior Asamblea General de manera telemática, donde la obligación de mantener las distancias de seguridad por el COVID19 hizo posible que los representantes pudieran conectarse desde sus municipios gracias a las nuevas tecnologías.

En esta primera Asamblea General virtual se aprobaron todos los puntos del orden del día que se sometieron a votación, entre los que se encontraba el presupuesto económico para este año 2021 que asciende a 21.549.942,33 euros.

Además, se aprobó también el convenio con el Consorcio V5 (COR) para la entrada de un máximo de 40.000 toneladas anuales de sus residuos en instalaciones del CVI-V3 entre 2021 y 2023. El COR carece de plantas de tratamiento, lo cual les obliga a buscar alternativas para el depósito de sus desechos en las instalaciones de otros consorcios. La colaboración entre entes se firmó por primera vez en 2016.

También se avaló el inicio de un nuevo expediente de modificación del contrato para la incorporación de nuevos ecoparques a la red consorciada, lo cual mejorará la gestión de los residuos y, por tanto, los resultados ambientales. Ello se debe a que desde 2014 ha habido un importante incremento en la cantidad de residuos depositados en ecoparque, aumento acrecentado en 2020 durante la pandemia, lo cual ha hecho visible la necesidad de ampliar determinados puntos de recogida de voluminosos (PRV) que pasarán a ser ecoparques en toda regla y que podrán albergar más tipos de residuos.

El representante de la Generalitat Valenciana en la asamblea del CVI, el director general de Calidad y Educación Ambiental, Joan Piquer, señaló en este punto que estas nuevas instalaciones pueden sufragarse con los fondos de reconstrucción, es decir, que la inversión necesaria para el acondicionamiento de estas nuevas instalaciones viene de la mano de estas subvenciones y no saldrá de las cuentas del CVI.

Los restos de poda también aumentaron de manera notable en 2020 (solo de este tipo de residuos se recogieron el año pasado 24.000 toneladas). Por esta razón, y por la entrada en vigor de normas más estrictas en la contabilización de materiales recuperados, se comunicó el inicio de un expediente por el que la adjudicataria pueda contratar personal ex profeso para la limpieza de impropios (bolsas de plástico) que se mezclan con estos residuos verdes, de modo que pueda computarse como material 100% reciclado de alta calidad.

El CVI aprobó también la oferta de empleo público para 2021 donde consta la apertura de un procedimiento para la incorporación a la plantilla de personal administrativo y técnico propio, así como un responsable técnico adicional que acompañará en el proceso a la ciudadanía que decida unirse al programa de compostaje doméstico y comunitario del CVI.