RECURSOS
Barcala (PP) expresa su rechazo a la propuesta del Gobierno central de recortar el agua a Alicante a través del Tajo-Segura
"La defensa del Tajo-Segura no es una bandera política, es una bandera territorial y, por tanto, no contemplo ningún tipo de divergencia entre fuerzas políticas", ha aseverado
REDACCIÓN - 16/04/2021
Barcala, alcalde de Alicante. EPDA.
Barcala, alcalde de Alicante. EPDA.
El alcalde de Alicante, Luis Barcala (PP), ha afirmado este viernes que "la defensa del Tajo-Segura no es una bandera política, es una bandera territorial".

Barcala ha expresado su más absoluto rechazo a la propuesta del Ejecutivo central de recortar los aportes de agua a la provincia alicantina a través del trasvase Tajo-Segura, según fuentes del consistorio.

En su intervención en la Mesa Técnica del Agua, el regidor ha subrayado: "Es el momento de la acción y las soluciones, dado que llevamos muchos años con esta cuestión y hay que defender desde la unidad de todos nuestro derecho al agua".

"La defensa del Tajo-Segura no es una bandera política, es una bandera territorial y, por tanto, no contemplo ningún tipo de divergencia entre fuerzas políticas", ha aseverado.

Y ha expuesto: "Desde el Ayuntamiento de Alicante quiero expresar mi respaldo absoluto a los regantes, a la Diputación de Alicante, que lidera este proceso, y a la Generalitat, a los que daremos todo nuestro apoyo para salvar el trasvase".

El alcalde ha anunciado también que, en el próximo pleno ordinario, el equipo de gobierno local (PP y Cs) llevará una declaración institucional de defensa del Tajo-Segura, "ejerciendo, sin menoscabo de nadie, nuestra capitalidad que compromete a este ayuntamiento y a esta ciudad", ha recalcado.

"Es el momento de la acción, es el momento de la toma de soluciones, es el momento de movilizarnos y no ceder absolutamente ni un paso, y es el momento de llamar y concitar a todos los que realmente estén por este territorio, con independencia y por encima de banderas ideológicas", ha manifestado Barcala.

En este sentido, la vicealcaldesa y portavoz municipal de Ciudadanos (Cs), Mari Carmen Sánchez, y la portavoz municipal del PP, Mari Carmen de España, han registrado una declaración institucional para ser debatida en el próximo pleno ordinario por la que se rechazan las "maniobras" del Ejecutivo central para "recortar el trasvase Tajo-Segura".

En la explicación de motivos de la declaración se alude a la propuesta del Gobierno sobre la modificación del Real Decreto 773/2014 de 12 de septiembre por el que se aprueban diversas normas reguladoras del trasvase por el acueducto Tajo-Segura.

Eso supone, asegura la declaración, la modificación de parámetros, al reducir "el volumen de trasvase en nivel 2 de los 38 hm3/mes vigentes a 27 hm3/mes y elevar el umbral de volumen acumulado disponible que define el límite entre los niveles 1 y 2 de 1.200 a 1.400 hm3, manteniéndose el resto de los parámetros en su valor actual".

"Dicha modificación de los parámetros de la regla de explotación del trasvase Tajo-Segura se traduce en una reducción potencial de caudales trasvasables a la cuenca receptora de 11 hm3 mensuales en el nivel 2", indica.

Para el gobierno local de Alicante, "esta revisión resulta inoportuna por cuanto se pretende realizar antes de finalizar el proceso de revisión del Plan Hidrológico del Tajo, actualmente en curso".

"Los usuarios finales del trasvase se consideran gravemente perjudicados por un (nuevo) descenso en los caudales trasvasables", asegura.

El ejecutivo municipal opina que la propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico es "inoportuna e interfiere en el proceso de revisión del Plan Hidrológico del Tajo".

"El proceso de planificación podría hacer que estas modificaciones quedaran obsoletas y hubieran de revisarse en un horizonte temporal de un año", sostiene.

Igualmente, "su aprobación causaría una distorsión en el proceso de participación pública asociado a la elaboración del Plan", añade.

"Además de extemporánea, resultaría arbitraria, carente de la debida justificación y, por tanto, nula de pleno derecho", advierte.

A este respecto, aduce: "Va en contra de los principios de seguridad jurídica, confianza legítima, eficacia y eficiencia, necesidad y no resulta racional ni razonable, por cuanto que no se basa en datos reales completos que deberá ofrecer la nueva planificación hidrológica".

Para las portavoces de PP y Cs, firmantes de la declaración institucional, "la reforma" implica "un ataque directo a la viabilidad del trasvase Tajo-Segura que no se sustenta en razones hidrológicas".

"Además, no es aceptada por los supuestos beneficiarios de la misma. Este Real Decreto debe paralizarse por resultar inoportuno y claramente arbitrario", dice el texto.

Por esas razones, el gobierno local propone al pleno municipal instar al Ejecutivo central "a la paralización, de forma inmediata, de cualquier instrumento, legal o reglamentario, destinado a modificar las normas de explotación del trasvase Tajo-Segura, hasta que no se apruebe el Plan Hidrológico de Cuenca de la Demarcación Hidrográfica del Tajo y se concreten todos los datos hidrológicos, reservas y programas de medidas establecidas en el mismo".

También se pide el apoyo del pleno municipal para emplazar al Ejecutivo central a consensuar con los usuarios finales cualquier cambio del actual escenario de explotación del acueducto Tajo-Segura.