PANDEMIA
Simón confirma una cuarta ola tras Semana Santa: ''No podemos frenar lo que ya pasó''
Defiende la controvertida vacuna de AstraZeneca: Es un buen arma para acabar con la pandemia
EFE/P. T. - 13/04/2021
Mapa del coronavirus a 12 de abril. EFE
Mapa del coronavirus a 12 de abril. EFE
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simon, este lunes. EFE/Mariscal
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simon, este lunes. EFE/Mariscal
  •  España ha sumado 78.862 nuevos contagios desde el 1 de abril, inicio de Semana Santa, la presión en las ucis ha pasado del 18,4 % al 21,5 %, y la incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes en 14 días ha aumentado en 45,3 puntos, hasta 199. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha confirmado en rueda de prensa que "estamos en la cuarta ola de la pandemia" y ha lamentado que "no podemos frenar lo que ya pasó", en referencia a los contagios que se registran desde este lunes y hasta la semana próxima generados durante la Semana Santa.

Los datos del Ministerio de Sanidad de hoy, que empiezan a reflejar el efecto de la Semana Santa, debido al aumento de la movilidad y de los contactos durante las fiestas, indican que ha habido 22.744 nuevos positivos desde el viernes y 197 muertes más.

Siguen en riesgo extremo (por encima de 250 casos) cinco territorios: Navarra (425), Madrid (336), País Vasco (320), Ceuta (498) y Melilla (537), y solo la Comunidad Valenciana sigue en nueva normalidad (menos de 50), con 36,3 casos, aunque también es el territorio donde menos pruebas PCR se han realizado, fiando el descubrimiento de nuevos casos a los rastreadores.

Además, en las unidades de cuidados intensivos hay 2.163 enfermos de covid (113 más que el viernes), lo que eleva la presión al 21,5 %, mientras que la ocupación en planta, con 10.246 pacientes (887 más), asciende al 8,1 %.

Desde el inicio de la pandemia se han notificado 76.525 muertes y 3.3370.256 contagios.

SIMÓN: "NO PODEMOS FRENAR LO QUE YA PASÓ"

Así, Fernando Simón ha reconocido que la pandemia tiene una progresión ascendente - "es algo más lenta debido a la vacunación", ha dicho-, aunque sin la velocidad registrada en otras olas.

Además, ha explicado que la progresión ascendente se centra principalmente "en dos o tres comunidades", aunque ha advertido del efecto del fin de semana en los datos de hoy, por lo que habrá que esperar a ver cómo se consolidan en los próximos días.

"No podemos frenar lo que ya pasó, pero sí lo que pase de ahora en adelante", ha asegurado Simón, quien, tras augurar que la incidencia seguirá creciendo en los próximos días, su control dependerá de las medidas que se adopten en las próximas semanas.

Para Simón es muy preocupante la ocupación en las ucis, con el 21, 6 % de las camas ocupadas, lo que pone "en alto riesgo la presión hospitalaria".

También ha dicho que la cifra más dolorosa es la de los fallecidos (248 en siete días) y la ha calificado de no deseable.

INCIDENCIA ACUMULADA

La incidencia acumulada comenzó a crecer en nuestro país el pasado 15 de marzo, cuando estaba en 127,8 casos por cada 100.000 habitantes, en las jornadas previas al puente de San José, y tan solo ha experimentado un ligero receso el pasado sábado 3 de abril. Este lunes se sitúa a niveles de finales de febrero.

Además, la incidencia a 7 días también asciende desde 90,7 casos por cada 100.000 habitantes a 112,2.

Una semana después de que se iniciaran las vacaciones de Semana Santa, además de los cinco territorios en riesgo extremo, hay ocho autonomías en riesgo alto (entre 150 y 250 casos): Andalucía, con 225,1; Aragón, con 218,5; Asturias, con 163,1; Cantabria, con 161; Castilla y León, con 196; Castilla-La Mancha, con 161; Cataluña, con 227 y La Rioja, con 211.

Además, son cinco las regiones en riesgo medio (entre 50 y 150 casos): Baleares, Canarias, Extremadura, Murcia y Galicia; y tan solo la Comunidad Valenciana se mantiene en nueva normalidad, con menos de 50 casos (36,3), aunque sube tres décimas respecto a ayer.

En las últimas 24 horas la incidencia acumulada en 14 días ha subido en todas las comunidades, excepto en Baleares, Canarias y Murcia.

FALLECIMIENTOS

De los 248 fallecidos en las últimos siete días, 48 han tenido lugar en Madrid, 31 en Andalucía, 26 en Aragón, 22 en Cataluña y 20 en Castilla y León.

OCUPACIÓN EN HOSPITALES Y UCIS

Según el "semáforo" de Sanidad, hay cinco territorios en riesgo extremo (con la ocupación de sus ucis por encima del 25 % de enfermos de covid): Madrid, que pasa del 39,2 % al 40,9 %; Cataluña, que pasa del 39,6 % al 39,7 %; La Rioja, con 39,2 (37,7 % el viernes); País Vasco, con 27,2 % (23 % el viernes) , y Navarra, con 27 % (22,6 % el viernes).

Además, en riesgo medio (entre 15 y 25 %) están Aragón (20,2 %), Asturias (20,5 %), Canarias (18,2 %), Castilla-La Mancha (18 %); Castilla y León (24,9 %); Ceuta (23,5 %), y Melilla (también 23,5 %).

Galicia sigue siendo la comunidad con menos pacientes de coronavirus en estas unidades (3,4 %), seguida de Murcia (6,1 %), Baleares (7,5 %), Comunidad Valenciana (7,6 %), Extremadura (8 %), y Cantabria (14,1 %).

En las últimas 24 horas se han registrado 404 altas de enfermos de covid, frente a 894 ingresos.

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS

Sanidad ha comunicado además que entre el 2 y el 8 de abril se han efectuado 704.142 pruebas diagnósticas que arrojan una tasa media de positividad del 7,7 %, dos décimas más que el jueves.

Del total de pruebas, 452.955 fueron PCR y 251.187 test de antígenos, y la positividad más elevada se sigue dando en Aragón (12,4 %), Melilla (11,4 %), Ceuta (10,7 %), Madrid (10,3 %), Andalucía (10,1 %), y Castilla-La Mancha (10 %).

EN DEFENSA DE ASTRAZENECA

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha defendido este lunes que la vacuna de AstraZeneca es "una de las buenas armas que tenemos para acabar con la epidemia" y ha señalado que aún hay margen para decidir sobre la segunda dosis a menores de 60 años.

En su habitual rueda de prensa de los lunes, Simón ha señalado que, "con el número de vacunas que están llegando" y que van a ir a más, "no sería necesario" adquirir la rusa Sputnik, aunque si la Agencia Euroipea de Medicamentos (EMA) la aprueba, España "obviamente participaría en el contrato, en caso de que lo necesitemos".

Lo ha hecho al ser preguntado por las afirmaciones de la consejera de Castilla y León, Verónica Casado, que esta mañana ha desvelado que un representante de la vacuna rusa se ha puesto en contacto con su departamento para la compra del fármaco, algo que cree que ha sucedido con otras autonomías.

El director del CCAES ha afirmado que a él no le consta que haya habido este tipo de contactos y ha dudado de la capacidad de fabricación de millones de dosis de este preparado cuando en Rusia se le ha administrado a 7 millones de personas: "No sé si la fábrica que produce Sputnik tiene capacidad de abastecer a muchos países", ha afirmado.

La que sí es una realidad es la monodosis de Janssen, que llegará a España el miércoles; sobre ella, Simón ha indicado que hay que "ajustarse a la estrategia", que la destina a mayores de 66 años y enfermos de alto riesgo y la rechaza para quienes hayan superado la covid.

Respecto a AstraZeneca, el epidemiólogo ha recordado que existen varias posibilidades en estudio para los menores de 60 que ya recibieron un primer pinchazo, antes de que Sanidad decidiera la semana pasada que la vacuna de la Universidad de Oxford se administraría a los mayores de esa edad.

"Tenemos margen para valorar con detalle (...) sin tener que correr ni basarnos en intuiciones en lugar de información sólida", ha respondido Simón, para quien lo "más sensato es valorar el efecto de cada una de ellas con estudios específicos". "Ahora que podemos esperar para tomar las decisiones, creo que sería lo más lógico", ha añadido.

Sobre la posibilidad de que se pueda ofrecer a menores de 60 previa firma de un consentimiento, ha señalado que aquí entran en juego variables que escapan a la salud pública.

Pero ante un número limitado de dosis como el de ahora, las vacunas deben estar disponibles "para los que el sistema pueda vacunar, no para quien se la quiera poner", empezando siempre por los más vulnerables.

"Mientras no estén disponibles para todos, el vacunar a los que estén fuera de los prioritarios creo que queda fuera del discurso", ha zanjado.

Con todo, Simón ha querido dejar claro que la vacuna de AstraZeneca es "una de las armas buenas que tenemos para acabar con la epidemia", aunque entiende que pueda "haber generado dudas en la población".

Sin embargo, "se despejan en cuanto las personas ponen en la balanza el riesgo muy bajo, extremadamente bajo, a una vacuna con el asociado a la enfermedad".

En España han recibido un pinchazo de este suero 2,5 millones de personas y solo hay en estudio doce casos de trombos raros asociados a trombocitopenia, que llevaron a desaconsejarla en menores de 60 años.

De hecho, las personas vacunadas, "cuando salen con su dosis puesta, salen con una sonrisa de oreja a oreja; el haber sido vacunados cambia a las cosas, nos hace pensar que estamos en un punto diferente de la epidemia".

Ha aconsejado a las destinatarias de este suero que consideren que tienen un riesgo, comentarlo a sus médicos, y "ellos les dirán lo que tienen que hacer".

Simón ha dicho que quien quiera tomarse una aspirina antes de ser vacunado con AstraZeneca "que se la tome, pero que sepan que también tiene efectos secundarios". "Automedicarse no es una buena práctica", ha concluido.